jueves, 11 de septiembre de 2008

La enorme levedad del machismo

A veces es difícil darse cuenta que uno no encaja en algún lugar, o compagina con cierto grupo de personas. Pero lo más cabrón es darse cuenta que uno no encaja con su propia familia (o en dos que es mi caso). Los quiero a todos pero a veces sólo creo que es eso, el lazo sanguíneo el que me une a ellos (salvo con mi hermana adorada que amo muchísimo). Explícome:

Antes lo de las dos familias. Tengo dos familias porque mis papás están separados desde que tengo memoria. He convivido "casi" por igual con ambas, y es muy raro la forma de vivir y costumbres de cada una. Cosas tan sencillas como que con mi familia paterna estamos acostumbrados a que "uno y sólo uno" lava los platos y nos vamos turnando cada día y acá con mi familia materna cada quien lava lo suyo y algo de lo que se ocupó para cocinar; Allá la comida es el ¡plato principal y ya! acá hay o ensalada o sopa o arroz o algo así ,aparte del plato principal y en ocasiones postre; Allá son más carnívoros y acá más balanceado; Allá es más común que salgamos a comer y acá sólo en ocasiones especiales; Allá no se necesitan tapetes en la mesa a la hora de comer, acá sí; Allá en el super no importa la marca de lo que se compre; acá sólo se ve la marca para el papel higiénico y algunas otras cosas, y todo mientras más económico mejor; Allá es común visitar a la familia, acá no es posible, pues Mazatlán está muy lejos; Allá es todo muy distinto, acá también ¡Daah!

Hoy es el cumpleaños de mi hermano, anoche fuimos a cenar a un restuarant italiano así bien finolis* que ni conocía pero está bien padre y se come delicioso y no es muy caro. Pedí pizza de queso azul con manzana, mozzarella y nuez (Por más raro que pueda parecer (¡-d-e-l-i-c-i-o-s-a-! )) pero ese no es el meollo del asunto. Me di cuenta terriblemente que no encajo en una familia machista, una familia de clásicos hombres embobados con cualquier cosa que lleve falda, (independientemente del hecho de ser gay) malhablados y patanes (¡Es terrible! Incluso me da pena decir que son mi familia. Hermano, tío y padre todos iguales. Pero yo estoy curado de todo eso.

Mi familia paterna siempre ha sido así, a pesar que todos se caracterizan por ser muy trabajadores y unidos, también todos son machistas, cabrones, mujeriegos e infieles y muchas cosas más que dan lástima y tristeza. Siempre he reclamado eso a mi padre, pero es nadar contra la corriente y luchar sin sentido. Siempre, cuando yo era niño veía a otros niños y me preguntaba por qué mis papás no estaban juntos como todos los de los demás. Me costó mucho trabajo entenderlo y era mi lucha constante contra mi papá y mamá. Después cuando fui creciendo me fui enterando de como habían sucedido las cosas y claro, el machismo, la cabronería, y la infidelidad de mi papá acabó con todo. Yo recuerdo que yo lloraba mucho por eso y no entendía porque la gente podía ser tan idiota. Y lo peor que haya gente que lo tolere (como todas mis tías que sinceramente son unas pendejas por dejarse hacer). Afortunadamente mi mamá no es de esas y no lo permitió.

Yo siempre crecí con la idea de que nunca iba a hacer eso, y creo que fue ahí donde tomé otro rumbo (jé) totalmente distinto. Otra perspectiva de ver las cosas. Otra vida. No absorbiendo y siguiendo como borrego a los demás. Yo me decidí a cambiar y no ser como "ellos".
Nadie en mi familia ama las artes, la buena música, las cosas alternativas. Nadie de ellos lee, a nadie de ellos les gustan los idiomas, todos son muy conformistas y es parte de su educación y de lo que yo huyo. Al ver a mi papá y a mi tío pensé que qué chingón era que mi hermano y yo no somos como ellos. Bueno al menos yo no.

Regresando al tema de la cena, todo transcurrió "bien" con sus pláticas machistas y yo preferí desconectarme y disfrutar de mi pizza. La "novia" de un amigo de mi papá me preguntó si yo era chef porque sabía mucho de sabores (jé) Eso fue lo que me hizo la noche

Hoy hice uno de los corajes más pacíficos y feos de mi vida. Decidí cocinar para mi hermano por su cumple, así que me desperté temprano y me dividí en mil para hacer la comida, el menú fue de botanas mexicanas y pues él no llegó a comer.



* Luego se nota que no soy el hijo consentido, pues hace un mes fue mi cumple y no recibí tantas atenciones de mi padre. Pero para las cosas que pasan dentro de mi familia está bien así.

6 comentarios:

Cesar dijo...

eto .. que decir dime donde es restaurant italiano jeje quiero ir ... saludos bye mañana he

Luthien dijo...

Pfffff yo tampoco encajo con mi familia si soy la adoptada si soyyyyy

BRIONES BLOG dijo...

Hola que tal, felicitaciones por tu blog, me encantó la forma en la cual narraste tus aventuras .. jeje

saludos


Mario

Mariela Noles dijo...

je crois que la situation que tu as presente sur les formes de ta famille et le machisme de ton pere est la meme dans tous les pays de l'amerique latine
y encuentro loable que lo hayas podido reconocer a tiempo e identificar que no quieres eso para ti ni en tu vida..ojala sea asi realmente, porque es dificil crecer bajo un patron y alejarse totalmente, a veces quedan rezagos de cosas de las que no nos damos cuenta.

me gusto tu entrada, me parecio muy personal y bueno, creo que te seguire leyendo :)

Mariela Noles dijo...

je crois que la situation que tu as presente sur les formes de ta famille et le machisme de ton pere est la meme dans tous les pays de l'amerique latine
y encuentro loable que lo hayas podido reconocer a tiempo e identificar que no quieres eso para ti ni en tu vida..ojala sea asi realmente, porque es dificil crecer bajo un patron y alejarse totalmente, a veces quedan rezagos de cosas de las que no nos damos cuenta.

me gusto tu entrada, me parecio muy personal y bueno, creo que te seguire leyendo :)

Mariela Noles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.