viernes, 26 de junio de 2009

Dios es malo y no quiere que yo fume (ahora sí)

Bueno pues la vez pasada mi post fue absorbido por mi desmesurado odio a la colonia reforma y ya no platiqué nada acerca de que Dios es malo…

Resulta que ese día (el día del post en contra de la Reforma) Caminaba yo muy campante por esas tierras prometidas, con mi piors es nada y me acordé que en mi mochila traía un cigarrito, y dije: pues me lo voy a echar (al cigarrito), pero ¡Oh sorpresa! No traia encendedor ni cerillos de esos de la venus de milo, ni de eso de los horóscopos ni, nada pa’ prenderlo.

Entonces aprovechando que teníamos hambre y que estábamos en un tianguis, pues fuimos a los tacos, para comer y para que, aprovechando, la señora nos diera lumbre pa’ ahora sí poder echármelo (el cigarro) ¡Soy bien astuto!

Pero ya que habíamos pedido y todo, nos dijo la pinche vieja que no tenía cerillos ni encendedor ¡No mames! Pinche vieja culera… Entonces ¿cómo prende su esa cosa donde calienta los tacos? De haber sabido que no nos los prestaría pues ni comíamos en su trinche puesto…

El recorrido siguió sin éxito y no conseguimos quién nos diera fuego para que me lo pudiera echar (el cigarro, no insistan). Hasta que una hora después, ¡UNA HORA! Pasó un señor que muy amablemente me prestó su encendedor y ya pude echármelo (el cigarro, no insistan, a mi piors es nada ya me lo había echado… estem… cof cof) Y ya. Ahí acaba la historia… ¡Tan tan!

Pero en realidad ésta no es la buena…

Uno de esos días, en que para variar, se me olvidó la cartera (aquí es donde abro un enorme paréntesis y cuento todo, pero ustedes se aburren y dicen: “pinche ge zeta, ya te vas a desviar del tema de nuevo bien gacho” y yo les digo que no y ustedes que sí, entonces mejor la cuento después) y para colmo de males, no tenía yo batería en mi teléfono para hablarle a alguien.

Todo sucedió así:

Me di cuenta que no traía la cartera porque me quería comprar un esquite, y en moneditas sólo me quedaban $2.50. Y pues no me alcanzaba porque el esquite cuesta $10; entonces me preocupé, porque pues así sin teléfono y sin cartera cómo me iba a regresar a mi casa si el camión cuesta $4.50 y me faltaban dos pesos.

Pensé en prostituirme por dos pesos, pero mejor decidí que no. Entonces, decidí mejor no preocuparme y ocuparme, preparándome física y psicológicamente para la caminata de una hora con quince minutos del centro a mi casa.

Me fui por la ruta más corta que hay, para llegar luego, porque aparte ya oscurecía y luego qué tal que me asaltaban; apuré el paso, pero casi a la mitad del camino me cansé y mejor me senté por 5 minutos. En eso pasó uno de los esos niños que ilegalmente venden cigarros sueltos, y pues me dije: “Bueno, si ya me voy a ir caminando, pues aprovecho los $2.50 que me quedan y me compro mi cigarrito”. Y eso hice. Imagínense, disfruté ese cigarro como no tienen una idea, el cigarro que compré con mis últimos dos-cincuenta.

Ya que me lo acabé pues seguí caminando, pero ya me dolían mucho los pies, porque traía converses y esos zapatos-tennis-juateva no son nada buenos para caminatas largas.

Bueno, el caso, después de todo este rollo, es que como tres cuadras delante de donde me había detenido vi a lo lejos algo que brillaba en la oscuridad. Me acerqué, lo tomé y era: ¡UNA MONEDA DE DOS PESOS!...

Si no me hubiera sentado y comprado el cigarro hubiera acompletado para mi camión y hubiera llegado rápido, sin cansarme y sería feliz… ¡Pero no! ¡Maldito vicio!

En ese mismo instante me prometí no volver a fumar nunca jamás, y me fui a mi casa bien enojado.

Cuando llegué, hice berrinche y lo primero que hice fue buscar mi cartera, pa’ asegurarme que por lo menos sí se había quedado en la casa. Y sí, estaba en otro pantalón.

No saben cómo me enojé conmigo mismo esa vez. Así que para calmar el enojo y la ansiedad, pues me fui a comprar unos cigarros a la tienda. Pues claro ¿Apoco creyeron que era en serio lo de dejar de fumar?

18 comentarios:

Forsythe Pendleton Jones III dijo...

Leyendo lo de la señora de los tacos... Me recuerda a la ya clásica, para mí, experiencia de cuando quieres cambiar un billete y típico que nunca tienen cambio.. Pero les compras algo con un billete aún más 'grande' y voilà! El cambio aparece.

Xodidos. Yo no fumo, pero bah! Cada quien tiene sus vicios, no? :D

Fabiola dijo...

¡Rayos! Cuando te pasan este tipo de cosas...tienes de dos sopas o te encanijas o te reìes. Cuando me pasan a mi esas cosas mejor me rio y me digo:"Fabiolita, que boba que eres". Jajajaja. No inventes toda una odisea para encender un cigarrito.

---___--- dijo...

Jajajajaja, te debio arder biieeen delicioso el estomago!
pero ya ves al menos te lo pudiste echar... y al cigarro también

:)

buen finde!

Rosada dijo...

Cómo fucks pensabas prostituirte por dos piches pesos???


Tú vales más, cof cof.

Pablo Cabañas dijo...

Yo por eso no fumo, jojojoj...

NeMO dijo...

Yo dejo mi cartera como le llamas en la mesa de noche, si se me queda pues se quedan los papeles, el dinero no porque siempre lo tengo en los bolsillos.

Tonto Ge

Una y otra vez que te pasa!!!

A proposito tú vales más que dos pesos, no seas barato

:D

Beltroni dijo...

Jajajaja..! que bueno.! demaciado gracioso. Mira algo asi me paso pero no con cigarros, si no con gasolina, pues resulta que estaba en un semaforo, y tenia algo asi como 10 Bs. (soy de venezuela) tenia un hambre fatal, y paso esta chica vendiendo pistachos en bolsitas, los compre, acabe con la bolsa en segundos, mientras me los tragaba de goloso la luz de la gasolina encendio, estaba en cola, me toco caminar un par de cuadras a conseguir gasolina, todo por unos estupidos pistachos.

Kyuuketsuki dijo...

Tssss... los fumadores defienden mas su chupete que su dinero, jajajaja

Yo por eso me idiotizo como la gente normal: con alcohol. Única y exclusivamente.

Morinakemi dijo...

No mames, escribes una crónica como cuando yo tenía nueve años y llamaba al teléfono de Sabritas demandandolos porque sus patatinas con chile me causaban diarrea gúey...






Algo parecido me paso a lo tuyo. Pero el fuego me lo dio un jipioso.

Saludos.

El Chico Invisible dijo...

we, si dejaras de fumar no tendrías que echarte 5 minutos descansando, ni te quejarías de que tienes que caminar una hora y cuarto a tu casa, y ahorrarías

Itzaminsky dijo...

Fumar es para los tucanes... no lo hagas!

Zhao dijo...

oye gezeta... jajajajajajajajajajajajajajajajaja, te pasas huey!, ese vicio te va a matar hijo, pero bueh, al caso, sí quieres... jajaja...

como dices, lo bueno es que al final te lo hechaste, al cigarro claro está...

FAN dijo...

yo me idiotizo con lorazepam, me da más cache

JAN dijo...

que

JAN dijo...

jJjJajajaja, no se que hice.... sólo para dejar mi huella por aqui... sensacional el blog...saluditos

Francisco Remes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Remes dijo...

Pues ni digo que este mal por que a mi también me encanta entrarle a la echada de humo, hay es que se siente tan rico a veces creo que es lo mas cercano a la gloria, fumar con estres o sin él es lo mejor, jajaja, pero si es horrible cuando traes el vicio pero no hay con que prenderlo es mas desquiciante que no traer cigarros o dinero para comprar, espero dejar de fumar algún día!!!

Betty dijo...

Jajajaja manitouuuuu!!!

Dios no te odia, la moneda de $ 2.00 fue cosa del demonio!

jajajajaja neta que vives en una diversión constante, recuerdo que en otro post también habias olvidado la cartera.

Saluditos!