viernes, 11 de diciembre de 2009

Paella de hipocresía

Cuando yo era un niño mocoso, inocente e imberbe fui obligado a ir a clases de catecismo para hacer mi primera comunión. Desde que soy muy pequeño he sido como alérgico a cualquier cosa que tenga que ver con la religión -cualquiera que esta sea-, entonces eso era todo un martirio para mí. Estoy seguro que cuando me bautizaron lloré pero porque el agua bendita me quemaba y no por alguna otra causa.

Bueno, pues las clases de catecismo eran de los más aburrido que podía haber. Sobre todo para un niño que podía disfrutar de otras cosas más maravillosas. Como jugar con sus playmobile, ver el canal cinco y videojugar horas y horas hasta que me sangraran los ojos o salieran ampollas en los dedos.

De vez en cuando, con pasajes biblícos, el catequista nos quería enseñar cosas de la vida real, pero yo era bien tonto y pues como que no le entendía si no me lo explicaba con un caso real. Uno no documentado en ese librito de antaño pues.

En una ocasión, en el salón de clases escuché que una niña le dijo a otro niño: "eres un hipócrita". Esas palabras retumbaron en mis oídos por mucho tiempo. Yo no sabía lo que eso significaba. Tal vez era la grosería más grande que alguien podía merecerse. Hipócrita suena bien fuerte goeee. Me daba miedo si quiera repetirla.

Como el catequista me caía bien, independientemente de lo aburrido de sus pláticas, se me ocurrió preguntarle que qué quería decir tan horrorosa palabra. Él, como era su costumbre, me explicó con un pasaje bíblico acerca de noséquién que hizo noséquécosa y blablablá: no entendí.

Supe entonces que hipócrita no era una grosería, pero no sabía todavía el significado. Pude vivir con ello.

Recuerdo que uno de los trabajos finales que nos dejaron, ya casi para hacer la primera comunión (¿Quién deja trabajos finales en clases de catecismo?) era pedirle a nuestra mamá que nos hiciera un bolsita roja de tela en donde guardaríamos un arroz cada vez que hiciéramos algo bueno.

Pues mi mamá me hizo mi bolsita roja en donde deposité un arroz por cada buena obra que hacía y al cabo de un mes, cuando había que entregarle al padre nuestra bolsita con las buenas obras, entregué mis 15 arroces. No creí que fuera malo, una buena obra cada dos días no estaba tan mal ¿no? El padre vio mi bolsita e hizo esta cara: "¬¬". Entregué los demás trabajos y ya.

Cuando fue el turno de Juanito, el niño que a todos caía mal porque era malo con nosotros y exageradamente bueno con los catequistas y el padre, entregó una bolsota como con medio kilo de arroz. MEDIO KILO DE ARROZ, el padre sonrió y le dio una palmadita en la espalda.

O seeeea. En medio kilogramo de arroz hay como 14, 567 granos (Si no me creen, cuéntelos). Es decir que este niño hizo como 485 obras buenas por día. ¿Quién que no sea la madre Teresa de Calcuta, el Papa Juan Pablo II y/o Gandhi hace 485 obras buenas por día? ¡VEINTE POR HORA! Este niño era un superhéroe. No hay duda.

¿Por qué el padre no le dijo nada de mentir de esa manera mientras que a mí me hizo cara de ¬¬ por ser honesto?

Rosita, otra niña del "curso" dijo: Juanito, eso es una hipocresía.

En ese momento entendí verdaderamente lo que era la hipocresía: una bolsa con medio kilo de arroz.

19 comentarios:

Xellif dijo...

ps tu muy honesto pero con 15 arroces no se come ¬¬

YouL dijo...

Muy divertido, yo hubiera entregado tres frijoles, si, frijoles.

Ah, y creo que la palabra correcta para nombrar al que da el catecismo es catequista.

ge zeta dijo...

Gracias, Youl. Lo cambié desde que lo publiqué. No sé en qué andaba pensando.

¿Lo ves? Eso de la religión no se me da.

eqiiz dijo...

ooh religiones religiones
ai el niño me cayo mal ¬¬

Borrego Corazòn de Pollo dijo...

El significado de las palabras lo entendemos hasta q verdaderamente nos sucede.. y en realidad ese niño no erà hipòcrita; sino su mamà..

Mamà cuervo a fin de cuentas..

Saludos!!

KrizalidX1 dijo...

lo que pasa es que tienes envidia

hahaha

o no?

Pablo Cabañas dijo...

Me hizo reír y reflexionar al mismo tiempo. Gosh, no me había dado cuenta de que caras vemos, kilos de arroz no sabemos...
Excelente anécdota.

Dr. Dulcamara dijo...

Así deberían explicar lo que es la hipocresía, dedicate a datr un catecismo alternativo donde no haya religión... espera, creo que eso es conceptualmente imposible....

Saludos

Jaime Rivera dijo...

Me encantó. Y sí ¿qué tiene de malo que hayan sido 15 arrocitos?

nerdest dijo...

jajaja pinche catequista puñetas.

por eso el mundo está como está.

i miss you =)

Fabiola dijo...

Hipocresia: "Pesa medio kilo".

Asì pasa por ser honesto, te ven mal. `che chamquito hipocrita (uy que fuerte).

¿Trabajos finales de catecismo? Caray y a mi se me hizo mucho aprender TOODO lo del dichoso librito que aùn se usa para dar catecismo. Saludos.

médico del alma dijo...

Juanito? El q usa una banda ridícula en la cabeza (pero eso si, tricolor!) y vive en Iztapalapa? :-p

Qué es "catecismo"? Algo así como un lavado cerebral para infantes?

Atte.
Médico pecador sin bautizar

Mar dijo...

Jajá. Me encantó tu post.
Sigo riéndome.

"Cara de ¬¬" jajajajajá.
Ay.

Las 'buenas obras' no son una medida justa de la bondad del ser humano. Son un parámetro harto arbitrario.

Por ello, cualquiera que se vanagloreé de ser bueno, sólo porque su saquito de arroces está lleno, es un hipócrita.

Muy buen post.

Fire_tony dijo...

Si muy chingón, ¿qué es arroz?

Sí eres matemático we.

Morinakemi dijo...

no manches, hasta se pareció al cuento de que pepito le pide a su papa que le explique como funciona la "democracia" y termina dandole una interpretacion bien volteada a todo, jeje

por cierto, tengo muchos amigos que han estado en escuelas religiosas y esas madres. dicen que les meten tanta confusión al interpretar la biblia que eso les basta para mandar al cura a chingar a su madre :P

N. dijo...

La mía será historia e histería:

Cuando fui al catecismo, el padre le dijo a mis padres que yo no era apta para el catolicismo.

Dos: ¡Ni la Madre Teresa, ni Gandhi, ni el Papa Juan Pablo II hacen eso, NADIE NADIE NADIE! ¿Qué tipo de cura es ese? Ah claro, es cura. Por eso te hizo así ¬¬ y el hipócrita, idiota asqueroso ese le hizo así =D Veía en él un futuro cura. Eso es.

Bobby Pérez dijo...

imagina que todos tuvieramos que cargar por toda una vida los granos de arroz que nos ganamos por cada buena accion?
naaaaaaaaaa!!! por eso nadie hace cosas buenas, nadie quiere morir cargando kilos de arroz!!

mi papa le hubiera metido un billete a la bolsita roja para que el padre me diera a mi primero la comunion! XD

Abbita dijo...

Que bueno que ya de grandes no nos piden hacer eso...imaginate, tendria que andar cargando con el costal de arroz y que pesado para mmi de por si jodida espalada =P jajajaja ok no!

combo!

p.d. porque no me aparecio tu post en mis links?? me bloqueaste vedad ah| ='(

Clarisa Camargo dijo...

Puff.. ni qué decir de ésto. Hay cosas muy concretas de una primera reflexión al respécto de la religión que nos rige... ¿pero qué tanto se piensa en una entidad universal sin estigmatizaciones sociales?