viernes, 31 de octubre de 2008

Miradas

Todos saben su cruel historia, todos saben su vida, sin embargo todos le tienen miedo, todos menos uno. Todos en el pueblo le huyen, todos menos el fotógrafo que recién ha llegado. El pueblo es muy pintoresco, es un pueblo lindo a pesar de ser muy pequeño. Bien dicen que pueblo chico infierno grande pues todos saben la vida de todos y no hace falta quien le guste dar todos los pormenores de lo que sucede a los forasteros, como la señora de la carnicería que puso al tanto al fotógrafo de todo lo que ha pasado en el pueblo desde el inicio de los tiempos hasta la fecha actual, pasando por la vez en que la cantina se quemó, la vez en que el gobernador visitó el pueblo y todos esos pequeños e insignificantes detalles que a un fotógrafo que sólo está de paso y su destino es otro no interesan.

Entre todo eso, la ciega del parque no es para nada un detalle insignificante, sino algo muy interesante por el lado que él le viera. Cualquiera en su lugar quisiera conocer de cerca la historia. Y así fue. Al otro día de su llegada estaba puntual a las 4 de la tarde en la banca del parque como le habían dicho que era la costumbre. Ella siempre iba ahí. La vio a lo lejos, con mucha atención y detenimiento pues su caminar era muy seguro como de alguien que pudiera ver. Claro que siendo una ruta que ha sido caminada cada día desde los últimos diez años es muy lógico pensar que está por demás habituada.

Como si pudiera ver y dándose cuenta de la presencia de alguien en "su" banca, que no es necesario decir que siendo una ciega sus otros sentidos son más agudos le dice ¿Tú no me tienes miedo? con un tono amenazador, ¿Por qué habría de tenerlo? contesta como tratando de retar, Entonces eres nuevo, ¿Qué te hace pensar en eso? Porque tu olor es distinto, tu voz no es conocida y no me tienes miedo. Voy para otro pueblo, soy fotógrafo, pero estaré acá esta semana. Muéstrame tus fotografías. Pero tú eres ciega. Sí, entonces sabes mi historia, como todos en el pueblo, pero no importa, descríbeme las fotos. Él saca de su bolsa un paquete de 10 fotografías, un número más, un número menos no importa y empieza a describirlas.

Ya no había fotos más para describir, pero él decide inventar, pues en el rostro de la ciega una sonrisa se ha dibujado, algo nuevo en su cara después de mucho tiempo. Él ya no ve las fotos inventando paisajes, animales y viejos puentes. Ahora sólo ve su cara, ahora sólo ve las expresiones que ella hace al imaginar cada falsa descripción. Ella es guapa, ella es un pobre ser olvidado y víctima del destino que le tocó vivir, tiene dos cavidades en la cara, en el lugar donde iban sus otrora bellos ojos azules. La historia a pesar de que él la sabe no la menciona. Cualquiera con la misma suerte quisiera olvidar ese amargo trago de su vida.

Una pequeña lluvia interrumpe el momento. Ella dice que se tiene que ir y él se ofrece a llevarla pero ella le dice Yo te llevo, pero cierra tus ojos, él acepta, Sólo sígueme, quiero que te aprendas la ruta que yo sigo cada día. Por más que sea increíble pensar que todo el trayecto él caminó con sus ojos cerrados guiado solamente por la ciega así fue, y hasta que llegó a la casa de ella abrió los ojos. Dentro todo parece normal, como cualquier otra casa, pero con un exacto orden, un orden preciso para un ciego, ella camina y saca de un estante un libro. Léeme por favor, él acepta. Él lee y ella escucha atentamente, él la observa, ella sonríe, él lee, ella atiende, él la sigue observando, ahora se detiene, ella no dice nada, sólo vuelve la cara hacia él como tratando de seguirlo con una mirada inexistente, él se acerca, él la besa, ella corresponde.

Los dos se funden en un beso tan profundo. El porqué lo hacen nadie lo sabe, hay cosas que ni el mismo narrador de este relato conoce acerca de lo que está aconteciendo aunque parezca extraño, el narrador desconoce más de lo que se pueda imaginar aunque sea él mismo el que tenga que decir que ahora la pasión se ha desbordado y los dos cuerpos se unen en uno solo. Que estas dos personas acabadas de conocer se unen en tan grandioso acto de amor. Ahora duermen.

Ahora él despierta. pero su cabeza le duele, él no puede ver sus manos tallándose la cara, él se asusta y se incorpora estrepitosamente, él no ve sus manos al ponerlas frente a sí mismo. Él se toca sus ojos y sólo tiene dos cavidades. Sus ojos no están. Ella se los ha quitado. Ella ya no está. Él llora desesperadamente, él grita desgarradamente. Ella le ha arrebatado sus ojos. Ella le arrebató su mirada.

Ahora él irá todas las tardes al parque donde la conoció. Ahora se sentará todas las tarde en esa banca. Se sentará a esperar. ¿A esperar qué? Nadie lo sabe y probablemente nadie lo sepa, pero él irá al lugar donde la conoció porque después de todo es el único camino que como ciego conoce.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

ivan dijo
que onda ge jetas jajjaja no mames ta chida la historia pero debo haceptar que q mala onda wey, y que vvoty a soñar esa pinche historia wey, me va a dar miedo chale.....si lo acepto soy miedo so y????????????? jajajaja nos vemos

RickBloggea dijo...

ash, está bien paike tu cuentito...
bueno, para serte sincero ni lo leí, pero como va a aparecer en mis feeds, te leo más tarde manito.

:P

obamazo!

Anónimo dijo...

Por caliente le quitaron los ojos, tengan cuidado niños!!!.... esta padre la historia.... sigue escribiendo ghez.
besos

fanntine dijo...

Ooooraaaleeesss manito!!! Esta rete bonita la historia...n_n

Abbita dijo...

ouuuuraaaaleeeee!!!! te quedo chida la historia, me gusto y para nada pense que ese iba a ser el final jajajaja!!! muy bien!!!

CDT, el pastel si quedo bueno, y me pase de leche jajajaja!!! pero a nadie le importo!

ahora lo siguiente seran las crepas...ahora si! :)

besos!

Nenbat dijo...

Wow, linda historia, lindo final (jo).

Saludos!

Caldelasaurus Ambiguous dijo...

.

Intéressant...

.

°::Elissa::° dijo...

Awww... tengo mucho que leer!!! porque no mejor como que te pongo pause hasta que termine de leer todos tus post!!! Oooooh bueno pues no... aqui es donde lamento no haberme inscrito al curso ese donde lees º109298173127391244122042984u9824 palabras por minuto u_u ...
Yo me quede hasta donde nos contabas que eres gay ... felicidades por decirlo al aire asi como dice tu blò amix!!!


Bueno oy a seguir leyendo ... nomas me hago una tazita de cafe...bueno ahorita no porque estoy "trabajando" jasjas

Ya estoy de vuelta ve corriendo a visitarme sino chillo como le dije a Abby y no me quieres ver llorar vdd???????????????

Bueno ya, me voy!! Besitos

Luthien dijo...

Xiaaaaaa que cuento tan largo, me mandas el resumen?

Zyanya dijo...

Manito, vine a dejarte mi firmita, jiji.

Si me gustó el cuentito, ash.

Besotes!

RickBloggea dijo...

ahora sí leí, la historia no está bonita, chale, casi lloro cuando se la llevó a la cama, digo ¿qué no sabe de enfermedades venéreas? ¿qué nunca ha oido eso de que no debe acostarse con la primera que le caiga en frente?
Y ella, la niña, ella no es buena, ella anda haciendo el mal.
En la segunda parte deben reecontrarse, que ella no le reconozca el rostro y que él la ate como puerrrco!
:P
jeje, no es cierto amigo, muy buena tu historia, tiene algunos detallitos, pero son menores.