miércoles, 21 de enero de 2009

Chocodrugs

He descubierto que el chocolate es adictivo, provoca en mí una reacción de placer como una sensación de estar después de una buena dosis de amor ... o sexo. Ahora entiendo porque tiene propiedades antidepresivas. Llegó un momento en que creí que caería en una sobredosis por la cantidad de chocolate que ingerí en todo el día, pero no fue así. Era exagerada la dosis de chocolate que debía de haber en mi organismo. Me sentía como aquella vez en que me drogaban....



***

Hace unos años cuando yo estaba rebelde con mi papá y nuestra relación no era nada buena. Decidió pues llevarme con un psicólogo. Mi prima que es médico dijo - ¡Ah! yo conozco a uno, que es psiquiatra, pero también tiene sus estudios de psicología.
Entonces a mi papá se le hizo fácil mandarme con él y para colmo cobraba re-caro el wey.

Recuerdo que las sesiones eran de lo más harto aburridas y tediosas que ustedes puedan imaginar, y yo no ponía atención de lo que decía el tipo porque él era viejo y aburrido. Todo iba bien, o más o menos bien, en lo que cabe porque aprendí después de varias sesiones a ponerme en un estado de trance muy alto y mi cabeza sólo asentía mecánicamente a sus preguntas mientras yo desenmarañaba otras cosas en mi mente y volaba fuera de su consultorio.

Une vez el doc tuvo la fantástica (pfff) idea de hacer una terapia junto con mi mamá y mi papá. ¡No, no, no, no! ¡Error! Mi mamá le dijo al doc que yo sufría de insomnio, que a veces me deprimía, que hacía esto y hacía el otro y así. Mi papá también empezó a meter su cuchara. Y ahí empezó todo. Lo del insomnio era cierto, pero lo de las depresiones fueron sólo algunas etapas de mi vida, y en ese momento pasaba por una decpción amorosa, pero bueh... eso ya había sido hace muuucho tiempo, pero ellos lo maximizaron todo mal plan.

Entonces lo que pasó después es que a partir de ese momento el wey me empezó a medicar. Las pastillas eran muy fuertes, así que me la tenía que tomar junto con alimentos, una al día. Y con esa tenía. Eran tan pero tan fuertes que sólo te las venden con la receta y al final te la sellan atrás con uno de esos sellitos de la Secretaría de Salud, y con tres sellitos ya no te vendían más hasta que llevaras otra receta.

La pastillita esa me apendejaba brutalmente que me dormía luego, pues me aguangaba todo y prefería estar en cama. Las depresiones volvieron, pero pues ¡obvio! Pinche pastilla me tenía super apagado siempre y me ponía triste y pensaba en pendejada y media y mi mente volaba. El doc me recomendaba salir a caminar en las tardes, pero ni madres los hacía porque aparte con la droga que me daba ni ganas me tenía de hacer algo, menos moverme.

Una vez organicé una fiesta en mi casa y ¡uff! estuvo buenísima, pero todo el malibú con jugo de piña (aparte bien fresa) que me tomé se cruzó con el medicamento, porque me sentía horrible en la noche, no quise decirle a nadie para que no se preocuparan así que me fui a acostar a mi cuarto. Sudaba frío, me dolía la cabeza, me sentía mareadísimo, tenía naúseas y no, no no, era bien feo. Tuve pesadillas, ¡juro que vi que la virgencita! ¡y que me hablaba! ¡No, no, no! y al otro día mi cuerpo temblaba bien feo. Y así todo todo crudo-tembloroso-dopado me tuve que poner a hacer el aseo de la casa.

Entonces en ese momento me enojé y dije que ya nunca más volvería a ir con el doctor, y así fue. Eso y aparte que quería ponerme a hacer dibujitos, quería que escribiera historias y esas mamadas que dan un montón de flojera. Y pues ya nunca más volví.

¡Desde ese momento dejé las drogas!



Ahora me basta con sólo chocolate para estar igual

16 comentarios:

Luisinho dijo...

El chocolate es como el cafe... pos claro veda tienen cacao los dos, a mi me hace daño por eso no como tanto, bueno dos dos

CONCHIS dijo...

Drogadicto!!!.........jiji

Un dia hay que comprar una caja de chocolate y comerla juntitos :-P

no te he visto!!!

ahh!! el chocolate en el organismo provoca lo mismo que la FEA...por tanto es la misma sensacion de estar enamorado...por eso los que estamos solitoss....COMAMOS CHOCOLATEE!!

* NeMO * dijo...

Yo amo el chocolate.

Las drogas, ah! es terrible tener un medicamento de por vida o que cambie la estabilidad de tu organismo, me alegra pq no hayas vuelto, porque yo tampoco fui con mi psico.

Besos

Henmex dijo...

yo consumo un medicamento de por vida por temas de coagulacion sanguinea y ufff sin el no soy nada, me siento un yonky del monton y a veces me dan hasta remordimientos.

elchocolate la cocacola, cualquier estimulante puede convertirse en una droga barata encontrable en cualquier supermercado.

puedo ser mi propia droga?jejeje

Fabiola dijo...

Jajajaja. Yo en un momento de mi vida, mi sacrosanta madre me mando con un loquero...y la verdad es que no me sirvió de nada y lo mande... lejos.

Claro que el chocolate es un excelente antidepresivo claro comiendo con moderación sino , la llanta llega.

Aunque mi adicción favorita es el café ah como me relaja el cafecito, no hay nada mejor que tomar una tacita de café caliente para terminar el día. Saludos.

Marco dijo...

No se si creerte, para mi que ahorita andas bien high

Abbita dijo...

Yo tomo medicamentos para mi fibromialgia, y el doc siempre me las esta rolando para que mi organismo no se acostumbre a uno solo, pero a veces me da uno que es muy fuerte, y al principio me tenia toda sonsa (jajaja aja! =S...) y aletargada todo el santo dia, pero hace poco descubri el secreto para que eso no pase, tomarmelas con un buen vaso de Coca cola jojojojo!!!

Quiero chocolate! no me mandas uno de contrabando? jejeje!!! un beso!!! ve pensando que quieres que te mande de por estos lares!

Beso!

nerdest dijo...

orale con la étapa de tu vida turbia jajaja, qué raro post! ni parece escrito por ti!

quiero chocolates :( ahorita ire al oxxo a comprarme un snicker tan siquiera u.u

Zyanya dijo...

Ay manito, qué bueno que dejaste las drogas, jiji.

Yo igual soy fanss del chocolate y de la coca light.

Besotototes!

RokCK dijo...

Jajajajajaja... Ahhh tan buey!!!

Recuerdo que el año pasado (cuando me dió paralisis facial) me recetaron unas pastillas que me dejaron 5% más pendejo de lo que estoy (SI, se pudo)... Andaba bien avionado y solo pensaba en nalgas de mujeres (creo que esa reacción secundaria no se quitó) y en sexo...

JAJAJA! Salú!

Nenbat dijo...

Yo nunca he soportado el chocolate en grandes dosis, me hostiga y si como mucho hasta me duele la cabeza... Pero supongo que sientes lo que yo siento con las fresas... Oh, Dios, esos sí son orgasmos.

Ja, saludos!

Jorge Pinto dijo...

me sentí identificado con tu historia, yo pasé por lo mismo hace varios años y también me tocaron las pastillas de la muerte, pero tengo que decir que sí me sirvieron un poco. Pero después me ajusté los pantalones y dije nunca más, como tú. Pero tienes razón, lo unico que gane fue (felicidad) y una terrible adicción a los chocolates. Si, son ricos, pero estos senos de hombre son peores que la depresión.
Un abrazo
j

---___--- dijo...

waa que fastidio enfrentar una situacion asi! odio todo de terapias y cosas de la psicologia, jamas creo que llegue a ir con uno, pese a que he considerado seriamente en ser psicologo xD.
y waaaa yo con chocolates soy feliz!!!...hace poco me lleve la sorpresa de mi vida cuando fui a la fabrica donde hacen los chocolates y dulces que venden en liverpool! y todo mas barato!!!!
creo que mi sangre se volvio cafe de tanta cocoa Lxd


que tengas un buen fin de semana!

---___--- dijo...

waa que fastidio enfrentar una situacion asi! odio todo de terapias y cosas de la psicologia, jamas creo que llegue a ir con uno, pese a que he considerado seriamente en ser psicologo xD.
y waaaa yo con chocolates soy feliz!!!...hace poco me lleve la sorpresa de mi vida cuando fui a la fabrica donde hacen los chocolates y dulces que venden en liverpool! y todo mas barato!!!!
creo que mi sangre se volvio cafe de tanta cocoa Lxd


que tengas un buen fin de semana!

fanntine dijo...

Por eso me rehuso a ir con uno de esos..no quiero pastillitas ni ni madres, así me quedo xD

The nbrx dijo...

Vaya interesante Post, le estoy dando una repasada a mi Greader, y me encontré con esto.

Alguna vez, igual cuando andaba bien deprimido, también me recetaron unas pastillas, pero no me las tomé, por lo mismo, el miedo ap erder la voluntad de hacer tantas csoas, y pues salí creo que solo, ya me conozco mas.

Ahora que leo lo que escribes creo que estoy más en contra de tantos medicamentos que alteran el estado de consciencia.

Saludos.