domingo, 24 de mayo de 2009

Del divorcio necesario

Antes me gustaba coleccionar todo. TODO. Guardaba en una cajita boletos del cine, boletos de los que daban antes en el camión, boletos del metro de cuando iba al DF, boletos de autobus, boletos de avión, folletos de otros lugares, publicidad, envolturas de chicles o golosinas que me recordaran algún momento especial. Todo aquello que lo pudiera asociar con algún momento lo conservaba. ¿Para qué? No lo sé. Tal vez sólo para poder después recordar ese momento. Disfrutar el olor si es que tiene para viajar un poco en el tiempo.

Cada vez que limpiaba mi cuarto no sabía donde colocar esa cajita porque de tantas cosas que contenía no cerraba bien y decidí abrirla para tirar lo que no me sirviera y acomodarla en algún lugar. Tiré, con mucho pesar todas aquellas que eran demasiado inútiles como la envoltura de palillos de cuando fui a comer sushi con mi exex por primera vez, unas envolturas de chocolate que no tenía idea de cuándo y por qué eran, unos tickets que ya estaban blancos y no sabía ni de qué fueron.

Tiempo después la cajita volvió a llenarse y cada vez que hacía el aseo de mi cuarto ésta iba para acá y para allá sin un lugar fijo. Estorbando y haciéndose más grande cada vez. Pasé después por una etapa fea a causa de mi corazoncito de pollo y muchas cosas de las que ahí tenía me traían ya no tan gratos recuerdos pero muy masoquista yo, las seguía conservando.

Cierto día cuando me di cuenta que eso no me hacía ningún bien decidí tomar la caja y sacar todas aquellas que me hacían recordar malos momentos y las tiré. Aún habia muchos objetos y los vi una y otra vez hasta el cansancio, mejor opté por tirarlos todos de una vez. Me di cuenta que no necesito de algo para recordar algún momento en especial, sólo hace falta buscar en los archivos de la memoria para tenerlos. Es bonito (creo yo) dejar las cosas cuando éstas ya han perdido su utilidad y continuar sin ellas.

Hoy Ayer mientras ayudaba a Andantte con la limpieza de su cuarto reviví al verlo ese momento de dejar las cosas cuando éstas ya no nos sirven. Descubrí como hay veces que divorciarnos de cosas que ya no aportan ningún beneficio es difícil, y que si las conservamos es más por costumbre o sobrevaloración que por otra razón.

Con todo esto me di cuenta que con las cuestiones emocionales sucede exactamente lo mismo. Hay veces que necesitamos dejar algunas cosas atrás para evitar que se acumulen y se desborden. Podemos cambiarla de lugar, vaciarlas tantito pero ahí siguen llenándose. Estorbando al haber perdido la utilidad que en su momento tuvieron. Lo mejor es dejar ir y continuar. O ¿ustedes qué opinan?





12 comentarios:

Ingrid dijo...

Creo que muchos pasamos por esa etapa de ser urracas pero el espacio se achica y los recuerdos ni con apoyos gráficos se quedan...

Apenas conozco tu blog pero iré pensando preguntas para hacerte.

Saludos!

blabdy dijo...

Hola!

Pues yo claro estoy de esas personas a quienes les gusta conservar todo. Pero a veces te das cuenta que no tienen utilidad y pues que te les puedes tirar.
Sin saber por qué, te cuesta mucho tirar, incluso el menor papelito que ni entiendes lo que esta escrito tanto hace años que lo tienes.

En fin, eso es como todo : el recuerdo deja, el resto se tira ...

Rosada dijo...

Es la ley de la vida, uno desecha y algo parecido regresa a uno, sniff.

Ambulante dijo...

No me había percatado de guardar tantas cosas...
T__T
...

lo que no sabes es que cuando te fuiste me puse a buscar en la basura que podía recuperar, así además se hace menos basura...
jajajajaja
ntc...

bua...
hay que dejar ir, soltar..
que dificil es algunas veces...
pero..
necesario y sano..

Fabiola dijo...

Vaya antes era igual de recolectora de papelitos, tickets, postales, pero últimamente ya estoy tirando todo. Mejor todo lo recuerdo en mi cabecita. A veces te cuesta deshacerte de las cosas, pero asi es la vida.

NeMO dijo...

Son cosas que hay que dejar pasar Ge, yo tenía en mi mesa de noche y en una bolsa debajo de mi cama miles de cositas así, pero todas van en proceso de reciclaje a la caneca :D

Lo que no boto es la factura de una salida a comer con un ex el día en que le conté a mi familia... 5 marzo 09

Hehe

Besos

Fire_tony dijo...

En mi mochila tengo un chingo de boletos de todos mis viajes, idas al cine y algunas cartitas de amigas.

Zyanya dijo...

Todo lo tiro, prefiero quedarme con los buenos recuerdos.

Besos!

Oyieth dijo...

Y si eres medio amnesico?

El Tipo dijo...

Verga.... no mames cabron, hay pocos post que me llegan, creo que tienes toda la boca llena de razón! Es dificil decirlo pero acabas de describir mi vida sentimental en unos instantes. Felicidades, pocas veces dejo comentarios emotivos. Enhorabuena.

RokCK dijo...

Yo no guardo mugres.

fanntine dijo...

En lugar de una cajita y asi tengo una libreta italiano doble raya,donde escribo esas cosas y pego ese tipo de cosas, no ocupa mucho espacio y me ayuda a recordar porque tengo un problema de memoria tipo dori de nemo jojojo