viernes, 25 de septiembre de 2009

Post No 300: Borradores

Siempre he creído que soy muy rarito. Sí, más allá de cualquier rareza evidente.

Soy, contrario a lo que pueda parecer, muy observador y muy intuitivo. Una cosa muy distinta es que sea olvidadizo y muy despistado, pero otra es que no sea observador. Y soy observador de aquellos detalles que a muchos les pasan inadvertidos, no de aquellos tan fútiles y mundanos como el color de ropa que alguien trae, el lado hacia el que se peina o si le combina el teni con la playera; porque en esos casos estoy perdido. Podría hacer el experimento ahora mismo, de voltear mi vista hacia arriba. Tratar de recordar qué ropa tengo puesta, luego bajar la mirada y comprobar. Estoy seguro que fallaría.

Soy pues, observador de gestos, miradas, caras, y cosas más importantes. Suelo conocer a una persona más por lo que NO me dice, que por lo que sí. Soy prejuicioso, lo sé, lo sabe, lo sabemos, lo sabéis, lo saben y esto afecta a veces esa manera tan especial que tengo de ver todo. Pero trato de no hacerlo muy a menudo.

En la escuela, me enseñaron mucho a ser deductivo. Deducir era lo más importante, pero yo siempre he sido más inductivo. A veces sólo me hace falta una única idea para partir de ella y crear un todo. Muchas veces me creo teorías a partir de hechos. Teorías que luego parecen volverse ciertas y que antes, evito comentarlas por miedo a estar equivocado, y es que son teorías tan poco fundamentadas que a veces es mejor no decirlas.

Lo bueno viene cuando todas estas intuiciones parecen ciertas, o más atinadas de lo que creía. Que es casi siempre. No me gusta confiar en la intuición pero siempre que lo hago obtengo excelentes resultados. A veces es mejor confiar en lo que uno cree que creer en lo que uno confía. Ideas raras, cosas y más cosas

¿A qué viene todo esto? A nada. Es una idea que tenía en borrador y que rescaté hace unos días del olvido. Escrito después de tener una amena y rara plática de café con un muy buen amigo. De esas pláticas que se extrañan.

Muchas de las cosas aquí escritas fueron antes dichas. Pocas de las cuales vuelven a aplicar de nuevo y confiar en la intuición a veces vale la pena.

Y bueno, éste es el post número 300 de este blog. Y la verborrea no acaba aún.

7 comentarios:

Baruc dijo...

300 posts... woorale, congratulations. mucho ke decir. pero si lo puedes inducir es mejor....

Andantte dijo...

este ya lo habías puesto no?

o me dió un dejavú derrepente?

Jaime Rivera dijo...

Qué tierno suena eso de "el teni".

Fabiola dijo...

Felicidades por su post 300.

Dr. Dulcamara dijo...

Felicidades por los 300 post.

Saludos

nerdest dijo...

felicidades :)

@georgedlaselva dijo...

Vaya!
son ya bastantes no crees!!!
pero eso de ser despistado no lo creo..
al menos no lo noté.
eres buenisima onda y buen compañia mi buen GeZeta...
Felicidades