miércoles, 14 de octubre de 2009

2004

2004 fue un año lleno de muchas emociones. Fue un año difícil, pues fue la primera vez que me salí de mi casa para vivir solo. Vivía en la misma ciudad, pero aparte. Era yo semi-independiente. Mi hermana vivía conmigo. Fue muy linda esa etapa. Vivía en un departamento cerca del centro de Oaxaca; podía estar a las mil horas de la noche en la calle sin que importara nada pues no le rendía cuentas a nadie.

2004 también fue un año triste: una de las depresiones más fuertes, si no es que la más fuerte de toda mi vida, sucedió en ese momento a causas del amor. Me enamoré de Gerardo (primera vez que menciono su nombre en mi blog, aunque hace muchos años hice alusión de él), mi mejor amigo ever en ese tiempo, y por siempre, hasta ahora. Siempre lo he dicho. No es que menosprecie la amistad de mis amigos de ahora. Pero era algo muy diferente. Algo único. Mientras duró; le declaré mi amor pensando que sucedería como la primera vez que me enamoré de alguien, y seria correspondido; pero no fue así. Me bateó a varios kilómetros, explicándome que sólo podría ofrecerme una amistad. No más. Acepté eso, pero era muy difícil consentir que estuviera con alguien más y que yo sólo era el espectador. Pasaron muchas cosas y caí en un hoyo muy profundo del que me fue difícil salir. Pasé por la etapa en que me recetaron antidepresivos.

2004 fue el año en que encontré, en mi maestra de Geometría Analítica en ese entonces, y de Cálculo III, Álgebra Lineal, y las Álgebras Modernas más tarde, a una gran amiga. Recibir los consejos de alguien más grande me hacían muy bien.

En 2004 tenía un año en que había salido –así bien- del closet con todos mis amigos, algunos maestros y mis papás. Ya lo (medio) había hecho antes, pero no por completo. Fue una etapa de descubrimiento interior muy hermosa. Conocí cosas buenas y cosas malas que me hicieron ir formando mi carácter de mejor manera. Sí, tenía yo 19 años, era ya muy grande, pero poco experimentado en muchas cuestiones.

2004 fue el año en que me refugié por completo en los pocos amigos que tenía. Era yo –sigo siendo- un payaso, que divertía a todos con sus ocurrencias. Era también, el pilar de varios otros. Porque encontraban en mí a alguien en quien confiar, que siempre podía decirles palabras de aliento y aconsejarles lo que debían hacer de sus vidas. Aunque la mía se estuviera pudriendo y no pudiera salir del hoyo en el que me había metido. Tenía varios amigos, pero no muchos en quien apoyarme cuando me sentía de la patada, pues ese mismo año, mi hermana se regresó de Oaxaca, quedándome yo solo, en una casa, que ya no estaba cerca del centro. Me refugié en la música y en escribir en una libreta cada día la manera en que me sentía. Soltaba lágrimas de vez en cuando mientras lo hacía. Y casi no dormía.

En 2004 me volví editor de una gaceta interna de la Facultad, que sólo tuvo dos números porque no recibió apoyo de los compañeros. Me decidí entonces a crear algo diferente. Algo que en ese tiempo estaba de moda: un espacio de spaces live que era completamente dedicado a la escuela, pero de manera distinta a lo que había hecho con la gaceta; era una manera graciosa de ver las cosas que pasaban dentro de una Facultad de Ciencias; llena de profesores locos y mamones; y alumnos frikis, nerds, ñoños y demás raros; Escribía cosas que divertían mucho a los demás: chismes, curiosidades y hacía fotomontajes, porque, como yo era, aparte, el fotógrafo oficial de la escuela, tenía mucho material para usar. Era un espacio clandestino, pues había que tener invitación para visitarlo y los maestros nunca tuvieron. Todos me buscaban para que les enviara una y ver quién era el próximo viboreado. Me convertí, pues, en el chismoso oficial. Fue muy divertido.

En 2004 fui uno de los alumnos más destacados. Formaba parte del Consejo Técnico y era –aunque suene mamón- la mano derecha del Director. Los maestros me querían y me pedían muchas veces apoyo en la organización de eventos. Participé, siendo consejero, en la toma de decisiones la Facultad. Las buenas y las malas. Era yo popular. Toda una celebridad.

Lo era, hasta que la depresión que en casi todo ese año me acompañó, mermó mi carácter, mi disciplina y mi organización. Mis calificaciones bajaron, borré el espacio, me volví misántropo, voluble e irreconocible; regresé a mi casa porque no podía más estando solo, e hice un cambio de amigos. Literalmente mandé, casi todo, a la verga…

Sí, 2004 fue un buen año a pesar de todo. Fue hermoso, triste, raro, difícil, emocionante, extraordinario, alegre, deprimente e inigualable. Todo a la vez. 2004 marcó mucho mi vida presente.

2004 fue el año en que empecé a bloggear.

15 comentarios:

ge zeta dijo...

Es que ayer me acordé mucho del 2004, viendo varias fotos de ese año.

FAN dijo...

Changos, yo desde 2007 ando bien emo y en alti bajos... lo bloguearé. jajaja.

Pues, es tan contradictorio pero, los años pasados, aunque tristes parecen más bonitos que el presente, al menos a mí me parecen así.

Pero pues, esos momentos y sentimientos son la salsa de las quesadillas (dijera un amigo), sin ellas la vida no sabe.
Jojojo.

nerdest dijo...

te volviste misántropo e inmediatamente después, hiciste un blog, verdad?

entiendo eso de los años que te marcan en la vida, hasta la fecha, no he vivido suficientes años para decir que uno de ellos fue "el más importante", pero sin duda ha habido algunos mejores que otros, por ejemplo MALDITO 2006 LO ODIO!

te quiero ;)

nerdest dijo...

yo también tuve un space live, jajaja!

y en tu facu había "populares" y "divinas"? y tu eras el patito feo, jaja ok no, ya.

.: gusipacio :. dijo...

Es bueno recordar, sin embargo :-) ten encuenta que atrás ni para tomar impulso :-)... abashos!

Mar dijo...

Un año muy representativo en tu vida, definitivamente.

Lo bueno es que, las cosas chidas que te trajo (como la satisfacción y la tranquilidad de salir del clóset) permanencen. Y las cosas malas no.

O eso espero.

:D

Mar dijo...

Ah... ¿podemos maldecir años?

¡Maldito 2003!

Meryone dijo...

2004 también fue para mí un año de gran amor no correspondido

Ely dijo...

vaya si que hubo de todo en ese año,pero supiste salir adelante y echarle ganas y no dejaste que la amargura, la tristeza y la depresion te hicieran su presa.
Un abrazo!

Abbita dijo...

como en botica, en el 2004 tuviste de todo...pero esas cosas son las que nos marcan y nos hacen ser lo que somos ahora no???

y porque no pusiste fotos y así???

combo!!!

Xellif dijo...

en 2004 en el primer semestre salía de la prepa y hacia tramites para la universidad, en el segundo semestre del año me mude a Aguas y entre a la uni y conocí harrrta gente buena ondita, fue lindo ese año

Jaime Rivera dijo...

Me gustaría poderme acordar de tantos detalles, o tener ganas de recordar algún año así. Jajaja. ¿Seré muy flojo?

Andantte dijo...

Interesante leerte así...

qué pasaba en mi vida en el 2004? hum.. es cierto, ahora recuerdo, ese año andaba resolviendo varias cosas..
interesante..
hum..
..

el 2009 es también un año de cambios?

El Tipo dijo...

Este año apestó... mucho.

Contrastante con el 2004 que para mi ha sido uno de los mejores de mi vida. Etapa de cambios y nuevos aires. Espero que así como fue un año mundialero y entretenido, el 2010 depare cosas interesantes. Siempre lo de enfrente será mucho más emocionante que lo de atrás mijo...

Kyuuketsuki dijo...

En el 2004... estaba demasiado ocupado en la carrera, jajajaja. De verdad, fue un año jodido para mí, porque tuve una cantidad de trabajo como pocas veces en la vida... y nada remunerado ¬¬

Ya 5 años blogueando. Wow. Yo me enteré hasta 2005 qué carajo era un blog y hasta 2006 abrí uno. Que lejano parece... y ni han sido tantos años. Felicidades.